size

Textos y Resúmenes de Psicología

Material de estudio para estudiantes de Psicología y carreras relacionadas.


Extraído del libro "Las tecnicas proyectivas y el proceso psicodiagnostico"

La entrevista inicial es una entrevista semidirigida porque el paciente tiene libertad para exponer sus problemas comenzando por donde prefiera o incluyendo lo que desee. 
El entrevistador interviene con el fin de:
a) Señalar vectores cuando el entrevistado no sabe como comenzar o continuar (preguntas amplias)
b) Señalar situaciones de bloqueo o paralización por incremento de angustia.
c) Inquirir sobre aspectos de la conducta del entrevistado acerca de la información que el paciente suministro y que se consideren importantes.

Los criterios que utilizamos para interpretar la entrevista inicial son; tipo de vinculo que el paciente establece con el psicólogo/psicópedagogo, transferencia y contratransferencia, clase de vínculos que establece con otros en sus relaciones interpersonales, ansiedades predominantes, conductas defensivas utilizadas habitualmente, aspectos patológicos y adaptativos, diagnostico y pronostico.

Para poder recaudar esta información debemos precisar los objetivos de la entrevista inicial;

  1. Ver la impresión del paciente en el primer contacto con nosotros y ver si esta primera impresión se mantiene a lo largo de toda la entrevista o cambia y en que sentido (lenguaje verbal y paraverbal, vestimenta, gestos, manera peculiar de estar quieto o moverse, etc.)
  2. Atender a lo que verbaliza: que y cuando verbaliza y con que ritmo, cotejarlo a la imagen de cuando solicito la consulta. Apreciar las características del lenguaje (claridad o confusión con que se expresa, preferencias por términos equívocos o imprecisos o ambiguos, utilización del tono de voz). En cuanto al contenido de lo verbalizado hay que tener en cuenta que aspectos de su vida elige para comenzar a hablar, a cuales se refiere preferentemente, cuales provocan bloqueos o ansiedad. Atender si el motivo manifiesto de consulta se mantiene, anula, amplia, restringe durante la entrevista
  3. Establecer el grado de coherencia o discrepancia entre todo lo verbalizado y todo lo que captamos a través de su lenguaje no verbal,
  4. Planificar la batería de los test en cuanto a; a) elementos a utilizar (cantidad y calidad de los test elegidos), b) secuencia de administración, y c) ritmo (numero de entrevistas que ocupara la administración de test).
  5. Establecer un buen rapport para reducir bloqueos o paralizaciones
  6. Captar la transferencia y ver que suscita en nosotros, detectar que tipo de vinculo trata de establecer (si trata de seducirlo, confundirlo, evitarlo)
  7. Vinculo entre la pareja parental y el de ellos con el psicólogo/psicópedagogo, vinculo con el paciente ausente.
  8. Estimar la capacidad de los padres de elaboración de la situación diagnostica actual y potencial.
La concurrencia de ambos padres es imprescindible, ya que el niño emerge de un grupo familiar, cuando solo se cita a la madre pareciera que la destacamos del grupo familiar. Con respecto a la resistencia frente al manejo de la culpa, el entrevistar solo a la madre facilita la admisión de toda la culpa por la enfermedad del hijo: la presencia de ambos padres permite compartirla y disminuir. La inclusión de ambos implica la observación in situ de cómo son, que roles desempeñan cada uno de ellos respecto del otro, con el psicólogo o psicópedagogo, que aporta cada uno, que aspectos del hijo muestran respectivamente, como vivencian el psicodiagnostico y la posibilidad de una psicoterapia, muchas veces uno desempeña un rol de corrector de lo que dice el otro, si la actitud de uno es desconfianza y envidia, el otro puede equilibrarla con signos de mayor agradecimiento y confianza. La presencia de ambos evita el peligro de aceptar al ausente como “chivo emisario”. 9) un objetivo importante a investigar es el motivo de consulta. Hay un motivo de consulta manifiesto y otro latente, el manifiesto es el síntoma que preocupa al que solicita la consulta, hay algo que opera como señal de alarma, a veces esta señal de alarma proviene de un tercero (ej. Escuela), esto nos indica el grado de insight. Este síntoma manifiesto es lo menos ansiógeno, lo mas fácil y conveniente para decir, el psicologo/psicopedagogo puede elaborar hipótesis sobre el verdadero motivo de consulta que lo denominamos motivo latente, es importante cuando el paciente toma conciencia de este motivo latente. Es importante dilucidar si el síntoma aludido resulta del paciente traído a consulta o de otro miembro del grupo familiar.


Se trata de investigar si el paciente funciona como un tercero excluido o incluido respecto de la iniciación del proceso psicodiagnostico, suele suceder que los padres no le aclaran al paciente porque lo llevan al psicólogo/psicópedagogo, (tercero excluido). Si le aclaran el motivo (tercero incluido) hay que saber hasta que punto los padres lo hacen participe de esta información, hay casos en donde se le comunica el motivo real pero no aquello que mas preocupa.


Los primeros tipos de ansiedad aparecen visualmente en la primera entrevista cando los padres comienzan a relatar la historia del hijo, los padres trasmiten la historia que pueden y quieren dar, es importante registrar que dicen cada uno, como y cuando lo dicen, que recuerdan y como lo hacen.


Es útil averiguar que fantasías, que concepciones de la vida, salud y enfermedad tienen los padres, el conocimiento de estos esquemas permiten conocer mejor el caso.


Otro elemento a tener en cuenta es la secuencia de aspectos del hijo que los padres van mostrando, podemos registrar distintas alternativas: uno muestro los aspectos sanos del hijo y el otro los mas enfermos y este se mantiene a lo largo de la primera entrevista y de todo el proceso. Los roles se intercambian y cuando uno de los dos muestra algo sano el otro muestra un aspecto enfermo; 
a) caso en que los padres comienzan por los aspectos mas gratificantes incluyendo paulatinamente lo mas enfermo, en este caso se trata de padres que se preparan y preparan al psicólogo/psicópedagogo para recibir gradualmente lo mas ansiógeno, pueden decirse que adoptan una actitud mas protectora y menos devastadora hacia el hijo, esto conduce a diagnosticas la visibilidad de una buena elaboración de la ansiedad y colaboración con el psicólogo/psicópedagogo, 
b) puede ocurrir que los padres muestren exclusivamente los positivo del hijo, algunos necesitan que el psicólogo/psicópedagogo les muestre que se da por sentado que algo anda mal y que hay que encarar lo que falla y esto no implica validar lo que funciona bien, 
c) en otros casos la secuencia es la inversa, aparece primero lo mas enfermo y luego ocasionalmente incluyen lo adaptativo, lo consideramos como un indicador del deseo de depositar en forma rápida en el psicólogo/psicópedagogo lo más ansiógeno para proseguir con mayor tranquilidad, estos padres difícilmente podrán tolerar el insight de los aspectos mas enfermos del hijo, 
d) también nos encontramos con padres que no encuentran aspectos positivos y les sirve par ano asumir sus propios aspectos enfermos y culpa por la enfermedad del hijo. Aquí también se dificulta la devolución ya que no toleran la inclusión de aspectos sanos y adaptativos por la culpa que le suscitaría, 
e) se da el caso de padres con roles contrarios, uno aporta algo positivo y el otro inmediatamente asocia algo negativo que invalida lo anterior, hay veces en que estos roles son fijos y en otros son variables, son padres que no toleran estar de acuerdo.
Otra dificultad se deriva de la similitud entre la patología del hijo y la de uno de sus padres. Los datos sobre esta patología no suele aparecer como motivo manifiesto.

0 comentarios:

Publicar un comentario