size

Textos y Resúmenes de Psicología

Material de estudio para estudiantes de Psicología y carreras relacionadas.


Extraído de "Tratado de Psiquiatría" (EY, H., BERNARD, P., BRISSET, Ch.)
La melancolía es un estado de depresión intensa vivenciado con un sentimiento de dolor moral y caracterizado por el enlentecimiento y la inhibición de las funciones psíquicas y psicomotoras.

El acceso de melancolía.
Aparición: Puede aparecer en todas las edades. Las mujeres son afectadas más frecuentemente que los hombres. El acceso puede sobrevenir sin causa ni ocasión aparente conforme a la concepción clásica de la depresión endógena, sin embargo, con bastante frecuencia se encuentran causas desencadenantes que revelan cíclicamente la personalidad maniaco-depresiva. El acceso se desarrolla con bastante frecuencia después de un shock emocional (infidelidad de la pareja, sentimiento de abandono, muerte de un familiar) o una situación de conflicto.
Formas de comienzo: se establece habitualmente con bastante lentitud. Durante semanas, el enfermo acusa una cierta astenia, cefaleas, dificultades para al trabajo, falta de interés por todo e insomnio.

Periodo de estado:
Presentación: el melancólico permanece sentado, inmóvil, el cuerpo doblegado y la cabeza flexionada hacia delante. El enfermo abatido no habla, tan solo gime o llora.
Inhibición y abulia: El melancólico se siente incapaz de querer, no tiene fuerza para moverse. La inhibición psíquica es el síntoma más frecuente. La ideación es lenta, las asociaciones dificultosas, la evocación penosa; la atención está centrada sobre los temas melancólicos sin que pueda desprenderse de ellos.
Sentimientos depresivos: Ocupan el primer plano del cuadro clínico. Estado de tristeza profunda. La tristeza es vital, monótona, profunda, resistente a las solicitaciones exteriores. El pensamiento no se manifiesta solo a través de una idea sino que constituye una orientación general de la conciencia hacia la desdicha y la culpa: el futuro no ofrece horizontes, el sujeto no podrá resolver felizmente su existencia a pesar de lo que haga. El sentimiento de menosprecio se dirige al sujeto mismo.
El deseo y la búsqueda de la muerte: Son constantes en la conciencia melancólica. En todos los casos, el melancólico no tan solo busca abandonarse a la muerte, sino también inferírsela: el suicidio llega a hacerse obsesivo. La posibilidad del suicidio sitúa a todo melancólico en peligro de muerte. El raptus suicida es una impulsión brutal y súbita que se da en los momentos más inesperados y cuando parece estar más tranquilo.
Examen físico: los trastornos digestivos son constantes (anorexia, nauseas, trastornos diarreicos). La disminución de los reflejos es habitual.
  • Depresión melancólica simple: Domina la inhibición, el sujeto acusa una simple tendencia a la inacción.
  • Melancolía estuporosa: Alcanza su máximo la inhibición psicomotora. El enfermo se encuentra inmóvil, no habla, no come, no hace ningún gesto.
  • Melancolía ansiosa: Se caracteriza por el predominio de la agitación ansiosa, por la intensidad del miedo, el cual es vivenciado como un verdadero pánico.
  • Melancolía delirante: es muy difícil establecer una distinción neta entre depresión, tristeza y delirio melancólico.
  • Estados mixtos maniacodepresivos: (estados mixtos) Se mezclan síntomas propios de la melancolía con los de la excitación.
  • Melancolía crónica simple: Acceso agudo que se internaliza o varios accesos que se van aproximando hasta no quedar separados.
  • Delirios crónicos melancólicos: Se encuentran estas formas de depresión en los estados depresivos sintomáticos de un proceso psicótico.

0 comentarios:

Publicar un comentario