size

Textos y Resúmenes de Psicología

Material de estudio para estudiantes de Psicología y carreras relacionadas.


Existe un gran número de desarrollos conceptuales acerca de los mecanismos del cambio de las actitudes, las teorías del cambio de actitudes partieron de conceptos generales de las grandes teorías psicológicas existentes y se pueden agrupar:
  • Teoría del Aprendizaje y el Refuerzo: Se sustentan los desarrollos del conductismo y la psicología experimental.
  • Teoría del Campo y Teoría del Equilibrio: Proviene en teóricamente de la Gestalt y de la Teoría del Campo.
  • Teoría Funcional de las Actitudes: Es ecléctica aunque extrae fundamentalmente sus conceptos de la teoría psicoanalítica.
  • Teorías de la Acción Razonada: Tienen una fuerte influencia cognitiva.
Teoría del Aprendizaje y el Refuerzo Enfocan la relación entre estímulos específicos y las respuestas a ellos. Para el análisis y la comprensión del comportamiento, lo dividen en unidades menores y observan que una respuesta es más factible si es reforzada con un premio. Es una teoría del cambio de actitudes basadas en la importancia de la relación estímulo-respuesta. Dentro de esta teoría se encuentra la teoría del condicionamiento clásico e instrumental que se desarrolló a través de experimentos con animales en el laboratorio y luego se extendió a situaciones de cambio de actitud en personas. Así encontramos el programa de investigaciones incomunicación de Carl Hovland de la Universidad de Yale. En las décadas de 1940 y 1950 se perfiló la importancia que tenía la persuasión para cambiar actitudes. En la universidad de Yale, o grupo liderado por Hovland y otros psicólogos impulsó un proyecto de investigación sobre la persuasión para lograr el cambio en los pensamientos, creencias y conductas de las personas.
  • Teoría del Campo y Teoría del Equilibrio:
Teoría del Campo de Kurt Lewin enfatizó la importancia del grupo para la formación y el cambio de las actitudes. La pertenencia a un grupo le otorga la persona: modelos, parámetros para evaluar su propia conducta y una fuente de confirmación de la identidad. El grupo resultó un gran formador de normas, de patrones consensuado de comportamiento social. La aceptación de la presión grupal por parte del sujeto dependerá de la importancia que el grupo tenga para el, ya que el grupo le brinda apoyo emocional a la persona. Lewin concluye que resulta más fácil modificar actitudes en grupo que individualmente. Los acuerdos a los que las personas llegan en la discusión grupal son mucho más estables que las decisiones individuales.

El proceso de cambio en el grupo atraviesa etapas:
  1. Descongelamiento de las viejas normas a través de la discusión grupal. 
  2. Cambio hacia nuevos patrones de conducta.
  3. Congelamiento en el nuevo modelo normativo a través del consenso grupal que descalifica el desvío de la norma.
La teoría del equilibrio de Heider (o Teoria de la Consistencia) enfatiza en la importancia de los procesos cognitivos en el hombre y describe las relaciones entre dos o mas entidades y son de dos tipos: 
  1. Relaciones de sentimientos: basadas en actitudes favorables o desfavorables que una persona siente hacia otra. La relación estará equilibrada cuando las dos relaciones son positivas o negativas (amor u odio recíproco por ejemplo)Tb puede haber una relación de tres que estará equilibrada cuando las 3 son posit o una es posit y dos negativas. Heider destaca que hay una tendencia general a preferir arreglos ordenados (equilibrados) que los desordenados.
  2. Relaciones de unidad: incluye cosas como semejanza, proximidad destino común, etc.Afirman que somos conscientes de nuestras actitudes y de nuestros comportamientos y que queremos que nuestros diferentes aspectos sean consistentes entre sí, aquello que hacemos sentimos y pensamos. Las actitudes cambian cuando percibimos una inconsistencia entre nuestras creencias o entre nuestras actitudes y nuestro comportamiento y nuestras motivaciones. Afirma que pensamos sobre nuestras actitudes pero no quisiéramos racionales. Alteramos nuestras creencias para que sean psicológicamente consistentes. El problema está centrado en la contradicción psicológica y no en la lógica. Hay varias teorías del equilibrio desarrolladas a partir del modelo original de Fritz Heider, tales como:
  • Teoría de la Consistencia Afectivo-Cognitiva de Rosemberg: 
Abelson y Rosemberg crearon la Teoría del equilibrio cognitivo que muestra muchas semejanzas con Heider, pero que no se deriva de ella. Se interesan por las actitudes o "equilibrio intraactitudinal". Definen una actitud como una constelación relativa_ estable de respuestas afectivas y cognitivas hacia un objeto. La aportación de Rosemberg es que dice que puesto que una actitud implica tanto creencias como una evaluación del objeto, las actitudes pueden ser cambiadas bien racionalmente, cambiando las creencias, o bien irracionalmente, alterando la evaluación. Él consigue invertir la evaluación de algunas personas sobre ciertos temas, a través de la sugestión hipnótica.
  • Teoría de la Disonancia Cognitiva de Festinger: 
Consideró que la relación entre lo que una persona sabe y cómo actúa no es sencilla. No siempre se relacionan lógicamente el conocimiento y la conducta. Puede ocurrir que una persona actúe en contradicción con lo que sabe pero que no esté dispuesta a cambiar su conducta. Como la situación de disonancia o contradicción es incómoda y produce tensión psicológica, se intenta disminuir su efecto exagerando los aspectos de la situación que concuerda con los actos. Por ejemplo uno gasta más de lo que puede en alguna actividad que despierta mucho entusiasmo. La opinión acerca de la situación en si llevaría a abstenerse de actuar y, por lo tanto, se hace disonante con el hecho de haber actuado. Si no se puede cambiar la conducta la persona a cambiará sus actitudes y sus creencias para disminuir la disonancia.  La disonancia cognitiva existe cuando la persona posee dos conocimientos contradictorios: pensamiento son creencias sobre el medio, sobre si mismo, sobre los sentimientos o sobre la propia conducta, de lo que la persona está cognitivamente consiente. Ej.: Soy una persona afectuosa y considerada/me olvide del cumpleaños de mi novio. La creencia acerca de mi misma es una incongruencia con mi conducta. La persona se ve presionada para justificar su acción y se persuade a si misma que la alternativa elegida es más atractiva de lo que originalmente creía. Básicamente la persona trata de disminuir su disonancia ya sea cambiando sus creencias o cambiando su conducta. La teoría propone el cambio de cualquier elemento de la relación cuando hay disonancia. Esto permite tratar la relación actitud-conducta desde ambas direcciones. Por Ej., si cambio el conocimiento de sí mismo puede llevar a cambios de conductas futuras. La hipótesis central de esta teoría formula que: La disonancia es una situación psicológicamente incómoda que genera tensión – cuanto mayor sea su magnitud – motiva a la persona a reducirla a fin de recuperar el equilibrio. Si la persona no puede cambiar su acción, cambia inmediatamente de opinión y justifica sus acciones o evita activamente situaciones o información contradictoria.

Modos de reducir conflicto

La teoría de la Disonancia Cognitiva propone que se puede cambiar cualquier elemento de la relación cuando hay disonancia, esto permite tratar la relación actitud/conducta desde ambas direcciones. Por ejemplo: un cambio en el conocimiento de si mismo puede llevar a cambios de conductas futuras o bien un cambio de conducta puede conducir a un cambio de actitudes. Por lo tanto: un cambio de actitudes puede ser el resultado de una conducta o producir conductas.

La magnitud de la disonancia depende de dos factores: 
1.- La proporción entre creencias disonantes (contradictorias) y consonantes (armónicas). 
2.- La importancia de cada conocimiento para la persona, puede ocurrir que dos creencias sean contradictorias, pero si no son importantes o centrales para la persona, el nivel de tensión será mínimo.

Las formas características de reducir la disonancia son: 
1.- Disminuir el número o importancia de los conocimientos disonantes. (Ej. Si me olvidé el cumpleaños de mi familiar, puedo sostener que no tiene sentido festejar los cumpleaños)  
2.- Aumentar el número o importancia de los conocimientos consonantes.(para reafirmar el concepto de mi mismo como persona afectuosa y considerada, lo invito a cenar a un lugar que le guste)  
3.- Cambiar la propia actitud para que sea consonante con el comportamiento ya realizado o cambiar la importancia que se le dio a la creencia.(Puedo cambiar la creencia o actitud hacia mi misma y no considerarme más una persona afectuosa o considerada)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada