size

Textos y Resúmenes de Psicología

Material de estudio para estudiantes de Psicología y carreras relacionadas.


Aun existen dificultades en cuanto al diagnostico, la mayoría de los niños tienen un aspecto físico normal, es decir que las pruebas físicas no pueden dar respuesta a la pregunta ¿tiene este niño un trastorno autista? Las pruebas psicológicas incluidos los test aunque puede resultar una ayuda en otros aspectos no se pueden utilizar para confirmar o rechazar la presencia de un trastorno del espectro autista. 
La conducta puede variar de acuerdo con el entorno. Con frecuencia es peor en casa, donde los padres tienen muchas demandas de atención, que en una escuela bien organizada o en una clínica.


La conducta de los niños con trastornos del espectro autista.
Cada individuo con trastornos autistas es diferente de cualquier otro. Hasta que el niño no empieza a caminar solo, no puede surgir la conducta autista en toda su amplitud. 


La conducta de los bebes
El diagnostico raramente se efectúa antes de los dos años de edad. Algunos niños que después presentan una conducta autista, parecen desarrollarse normalmente durante un tiempo y sus padres no perciben nada extraño durante mas o menos el primer año. Otros bebes hacen que sus padres se preocupen casi desde le nacimiento. Son normales los problemas con la alimentación y algunos bebes no maman bien.


Hay tres tipos de bebes con trastornos autistas, la mayoría tiende a ser placidos y no exigente. Una minoría de bebes lloran todo le día y la noche, sin podérseles clamar. 
Puede que no eleven las manos o no se pongan en situación de que los levanten. Cuando se los coge tienen a no dejarse caer cómodamente en los brazos de la madre y mas adelante es posible que no se agarren con las manos y las rodillas si se les lleva a los hombros. Los bebes parecen no estar interesados en cosas que llaman la atención de otros bebes a medida que crecen y se desarrollan.  Pueden sonreír cuando se le hacen cosquillas, se les abraza o se les hace saltar arriba y abajo pero no al mirar a la cara a alguien.
A veces los puntos claves de la motricidad estas retrasados. Es posible que no le importe sentarse aunque puedan hacerlos, aparentemente porque tienen poco interés en le mundo.
El balbuceo tiende a ser limitado en cantidad y de pobre calidad.


Deficiencias en la interacción social
Se muestran de diversas formas. Es mas fácil describir las variedades en cuatro grupos principales, aunque no se da una separación tajante entre ellas. 


1. El grupo aislado: es el tipo mas común de deficiencia social en los niños pequeños. Los que están socialmente aislados se comportan como si los demás no existieran. No acuden cuando lo llamas, nos responden si les hablas, sus rostros pueden estar vacíos de expresión, excepto cuando estallan en un acceso de rabia, penas o alegría . parecen apartados en un mundo suyo. La mayoría de ellos responden al juego, y parecen felices y sociables. Pero cuando se acaba el juego, vuelven a aislarse una vez mas
los adultos continúan siendo aislados no tiene interés por sus iguales.


2. El grupo pasivo: es la menos frecuente. Estos niños o adultos no están completamente apartados de los demás. Aceptan las aproximaciones sociales y no se alejan pero no inician la interacción social. En general los niños y adultos de este tipo son los que tienen menos problemas de conducta entre todos los que tienen cualquier trastorno autista. Sin embargo algunos cambian en la adolescencia cuando empiezan a manifestar conductas alteradas. 


3. El grupo “activo pero extraño” realizan aproximaciones activas a otras personas, pero lo hacen para pedir algo o para continuar una y otra vez con las cosas que les interesan. No prestan atención a los sentimientos o a las necesidades de las personas a las que se dirigen.
En la infancia, pueden ignorar a los niños de sus misma edad o bien comportarse agresivamente hacia ellos. 
Este grupo tiende a presentar problemas especiales de diagnostico. 


4. El grupo hiperformal pedante. No se observa hasta el final de la adolescencia y en la vida adulta. Se desarrolla en los que son capaces y tienen un buen nivel de lenguaje. Son excesivamente educados y formales en su conducta. Tratan con todas sus fuerzas de comportarse bien. No comprenden estas normas y tienen dificultades en adaptarse a las diferencias de comportamiento que se esperan en situaciones diversas y a los cambios que se presentan con le tiempo. Pueden cometer errores debido a esta falta de compresión real.


Deficiencias en la comunicación
Todos os niños y adultos con trastornos autistas tienen problemas de comunicación. Su lenguaje puede ser deficiente o no. El problema esta en el modo en que utilizan cualquier lenguaje que hayan desarrollado. 


1. La actualización del habla:  algunos niños no hablan nunca y permanecen mudos toda la vida. Otros desarrollan el habla aunque mucos comienzan después de lo normal. Pueden el acento y la entonación exacta del que habla.
Algunos niños no pasan nunca de la etapa del leguaje en eco, pero otros llegan a la etapa siguiente, en que comienzan a decir algunas palabras y frases que ellos mismos han construidos. 
Un error concreto que comente los niños es confundir dos palabras de significado contrario. Incluso “mama” y “papa” se pueden confundir aunque la conducta del niño demuestra claramente que distingue a sus padres. 
Algunos conservan estas anomalías del habla en la vida adulta, otros mejoran y algunos antes o después desarrollan una buena gramática y un vocabulario amplio.
Hay algunos que a pesar de tener un buen vocabulario hablan muy poco. 
Algunos adultos han aprendido que la charla repetitiva no es aceptable socialmente y tratan de no hacerlo, pero si les da la mas mínima oportunidad, no pueden resistirse a volver a sus temas favoritos.


2. La compresión del habla: Algunos niños y adultos no comprenden el lenguaje hablado y no responden cuando se les habla. Reaccionan mal a las bromas verbales, porque las toman en serio.  Saben que contar cosas graciosas es lo que hace que la gente, pero no entienden porque.  Cuando son adultos pueden cometer errores elementales, a menudo parecen comprender palabras oscuras y largas, pero se confunden con las mas cotidianas. 


3. La entonación y el control de la voz. Tienen un entonación extraña, y problemas para controlar el volumen del habla que puede ser demasiado alto, o demasiado bajo. Esto con la edad puede mejorar.  Algunos utilizan ocasionalmente una voz diferente de la suya normal. 


4. La utilización y la comprensión de la comunicación no verbal. Los niños y los adultos son incapaces de utilizar otros modelos alternativos de comunicación.  Hay muy pocos intento de mímica para señalar sus necesidades y tienden a ser lo mas breves posible. 
Algunos adultos llegan a la etapa de gesticular con los brazos cuando hablan, pero estos movimientos tienden a no guardan relación con lo que dicen.


Deficiencias en la imaginación
Los niños con trastornos autistas no desarrollan os juegos imitativos sociales y las actividades imaginativas del mismo modo que los demás niños. Algunos nunca tiene ningún juego imitativo. 
La mayoría de los niños no involucran a otro niños, si lo hacen, normalmente quieren que los otros participen en la misma actividad repetitiva. No entran en los jugos imaginativos de otros niños. Pueden llegar a una etapa en la que quieran participar, pero no saben como. 
Los niños a los que les gusta que les lean cuentos quieren los mismos cuentos  una y otra vez. Saben si se ha omitido cualquier palabra, pero no tienen compresión imaginativa del cuento. En la vida adulta, tiene una compresión limitada o nula de las emociones de los demás, porque les resultad agotador compartir las alegrías o las penas. Encuentran placer en sus propios intereses particulares. 


Actividades estereotipadas repetitivas 


Actividades repetitivas simples: las formas mas sencillas de estas actividades están en relación con sensaciones repetitivas. A veces la actividad repetitiva adopta la forma de morderse a si mismo, dar golpes con la cabeza, golpearse, arañarse, u otras formas de auto lesiones. La mayoría de las veces, una conducta de este tipo es una respuesta a un estado de malestar, rabia o frustración, pero en algunos que no tienen otro modo de estar ocupado, las auto lesiones pueden ser un habitó repetitivo. Se dan principalmente en los niños pequeños.


Rutinas repetitivas eslabonadas: algunos tiene rutinas que ellos mismos inventan, en otro caso las rutinas se derivan de una actividad iniciada por los padres, que al haberlo hecho una vez de determinada manera, deben continuar sin ningún cambio, por ej: una niña quería siempre el mismo itinerario para su paseo diario. Es típico que si la rutina se contraria haya gritos. 
Pueden llegar a estar apegados a ciertos objetos y negarse a separarse de ellos. Frecuentemente son rarezas tales como trozos de cuerda o piezas de plástico de colores brillantes. Algunos niños coleccionan utensilios domésticos, tales como paquetes vació de detergente, latas, botellas, harán cualquier cosas para aumentar su almacén. A la mayoria les fascina la música y pueden poner las mismas canciones una y otra vez. 


Otros rasgos de conducta
Estas conductas son normales pero de ningún modo universales y no son cruciales para el diagnostico. 
Movimientos estereotipados: estos movimientos conocidos frecuentemente como estereotipias, incluyen aletear los brazos y hacer muecas con la cara, muchos andan de puntillas con rara cadencia elástica. Cuando están ocupados en una actividad constructiva, los movimientos pueden ser mínimos o nulos.
Pueden ponerse tensos ya angustiados si se les hace suprimir sus movimientos durante largos periodos de tiempo.
Anomalías en el modo de hablar y en la postura: Casi todos los niños son inmaduros en la forma de moverse. Pueden subir o bajar escaleras parando en cada escalón cuando son lo suficientemente mayores como para alterar ambos pies. Muchos de los niños tienen extrañas posturas.
Las anomalías en le modo de andar y en la postura se hacen mas notorias al aumentar la edad y son mas patentes en la adolescencia y en la edad adulta. Cuando se le pide que haga cosas que no le interesan sus movimientos son torpes. La mayoría tiene problemas en la educación física y los deportes
Los problemas surgen en los deportes de quipo en los que tienen que coordinar sus movimientos con los de otros, así como recordar palabras. 
Imitación de movimientos: es típico que los niños con autismo estén retrazados en imitar y los mas afectados, no lo harán nunca.

0 comentarios:

Publicar un comentario