size

Textos y Resúmenes de Psicología

Material de estudio para estudiantes de Psicología y carreras relacionadas.

Libro: Crimen y costumbre en la sociedad salvaje
La hechicería confiere gran poder, riqueza e influencia a un hombre y éste emplea todo esto para sus propios fines, pero el mismo hecho de que tiene mucho que perder y poco que ganar si comete abusos flagrantes le hace ser moderado por regla general.

Hechicero: es demasiado rico e importante como para hacer algo que esté fuera de la ley, y por lo tanto puede permitirse ser honrado y justo.
La magia negra actúa como una auténtica fuerza jurídica ya que se emplea para ahcer cumplir las reglas de la ley tribal, previene la violencia y restablece el equilibrio perturbado.

Todas estas cosas son punibles y el que vigila la mediocridad de los otros es el jefe, cuyo privilegio esencial y deber hacia la tradición es imponer la dorada medianía a los demás.
La magia negra se considera el principal instrumento del jefe para imponer sus privilegios y prerrogativas exclusivos.
Es siempre una fuerza conservadora y suministra la fuente principal del saludable miedo al castigo y de la retribución que son indispensables en cualquier sociedad ordenada.
La hechicería no es exclusivamente ni un método de administrar justicia ni una forma de práctica criminal. Puede usarse de ambas formas, aunque no se emplea nunca en oposición directa a la ley, prescindiendo de lo a menudo que se usa para causar perjuicios a un hombre más débil a favor de uno más poderoso. Sea cual fuere la forma como se emplee, es un modo de fortalecer el status quo, un método de expresar la formación de otras nuevas.

En la psicología del suicidio pueden registrarse dos motivos: primero, hay siempre algún pecado, crimen o explosión pasional que debe ser expiado; segundo, una protesta contra los que han sacado a la luz este pecado, han insultado públicamente al culpable y le han colocado en una situación intolerable.

El suicidio no es ciertamente un medio de administrar justicia, pero proporciona al acusado y oprimido una forma de escape y de rehabilitación. Así, pues, el suicidio, como le hechicería, es un modo de hacer que los nativos observen estrictamente la ley, un medio de evitar los tipos de conducta extremos e inusitados.

0 comentarios:

Publicar un comentario