size

Textos y Resúmenes de Psicología

Material de estudio para estudiantes de Psicología y carreras relacionadas.

El lenguaje tiene doble relación en los procesos de aprendizaje: como aprendizaje peculiar en los primeros años de vida, y  como vehículo importante de la adquisición de aprendizaje pedagógico. En las primeras etapas de desarrollo del niño, los procesos de aprendizaje participan como factores causales de la adquisición del lenguaje.

El juego vocal es el resultado de la participación combinada de diversos aparatos sensoriales. Ciertas actividades innatas (llanto, deglución, respiración) van determinando la puesta en juego de formulas sensorio-motoras (vocalizaciones, sonidos guturales, labiales), que son luego el material constitutivo del juego vocal. Esto se da por la repetición de un nº de aferencias coincidentes que se estabilizan y le confieren la propiedad de participar como un todo funcional. La simultaneidad con que llegan a la corteza cerebral determina una síntesis dada por esa coincidencia en el tiempo. Cuando esa coincidencia se repite, la síntesis se estabiliza como formula. Las condiciones de formación de los estereotipos son la coincidencia de un grupo de estímulos distintos y la repetición.
El periodo de aprendizaje se inicia a favor del lenguaje que el niño oye a su alrededor bajo la forma de reforzamientos auditivos.
El juego vocal es la coincidencia de un numero de aferencias que coinciden por su simultaneidad. Cada estereotipo del juego vocal es diferente a los demás. En cada uno de ellos participan variaciones que dan lugar a la creación de nuevo estereotipos a partir de los consolidados (desarrollo creciente de las capacidades). Aquí comienzan los fenómenos de aprendizaje (por obra del reforzamiento auditivo). Se forman los estereotipos fonemáticos. Los fonemas que el niño oye y de los cuales hace estímulos auditivos, actúan como reforzadores de su propio juego vocal.
 

La emisión de las palabras es el resultado de una síntesis de estereotipos fonemáticos en una unidad superior que es la de estereotipos motores-verbales, que se vincula con el analizador cinestésico motor verbal. Se pasa del juego vocal a la organización de las primeras palabras, y de estas a las frases. Al año aparece una palabra intercalada en sus emisiones, no tienen relación de tipo comunicativo. Son producciones semejantes del juego vocal y solo su estructura fonética las hace palabras. En ocasiones, las palabras aparecen como elementos comunicativos, ligados a un estimulo que recibe. Aunque aquí la palabra sigue encuadrada en emisiones de estereotipos fonemáticos. El niño comienza sus emisiones con vocablos ligados a sus intereses vitales (padres, juguetes, alimentos) que se producen porque tiene significado biológico para él.
 

El aprendizaje de los significados está ligado a la función comunicativa del lenguaje. Es un proceso que comienza de forma elemental y progresa de a poco hasta convertirse en la complejidad del lenguaje adulto.
En el primer estadio, ciertas palabras tienen características de señales de objetos de la realidad (como señales condicionadas). La progresión en la adquisición de los significados marca la extinción de la etapa en que las palabras son solo señales.
El valor señalizador es importante ya que indica como se estabilizan en el sistema nervioso central las bases fisiólogicas de los significados. Por la consolidación (1º estadio en que las palabras son señales) se va desarrollando paulatinamente la capacidad de adquisición de contenidos significativos para una palabra dada, los estereotipos verbales.

0 comentarios:

Publicar un comentario