size

Textos y Resúmenes de Psicología

Material de estudio para estudiantes de Psicología y carreras relacionadas.




La cuestion conceptual
Si bien la ciencia se sustenta en la producción de conceptos, el mundo se va resignificando a medida que cambia la concepción del mismo; para el hombre, al cambiar las condiciones de producción de conceptos, cambia su cosmovisión.
El pasaje del teocentrismo al racionalismo cartesiano dará lugar al nacimiento de la ciencia en sentido moderno, inaugurado por la física moderna. Existe una íntima relación entre el sujeto cartesiano, el nacimiento de la física y de la ciencia moderna y el surgimiento del psicoanálisis.
Hay un sujeto de la ciencia y este es el mismo que el del psicoanálisis: el sujeto en su división entre saber y verdad.
Deleuze y Guattari en el texto “¿Qué es la filosofía?” afirman que es la filosofía la disciplina que consiste en crear, formar, inventar, fabricar conceptos, y no la ciencia, la cual no produce conceptos sino proposiciones que se definen por su referencia. Las leyes establecidas por la ciencia describen hechos cuya causa es inaprensible simbólicamente, como toda causa.
El concepto se define como un acto de pensamiento que expresa el acontecimiento del Otro en tanto concebido como un mundo posible, otro (rostro), lenguaje. Hay aquí tres términos: el acto en tanto suicidio del sujeto, marcando un antes y un después, el acontecimiento como emergencia de una marca en lo real, y por último el Gran otro, tesoro de los significantes.

El concepto en Freud
Toda ciencia que pretenda ser ciencia debe formalizarse mediante la producción teórica. Freud fue un hombre de ciencia: se formo en el campo de la ciencia, produjo conocimiento científico, estaba habitado por el ideal científico, pero también produjo la emergencia de una verdad, la verdad del sujeto, del síntoma, del deseo, del sufrimiento, es decir, de la verdad inconciente.
¿Es el Psicoanálisis una ciencia? A lo que Lacan agrega, ¿qué sería una ciencia que incluya al Psicoanálisis?
La emergencia del sujeto es, históricamente hablando, inaugural para la ciencia. No hubiera sido posible sin el advenimiento del sujeto cartesiano. Pienso, luego existo. Pero paradójicamente es en el mismo movimiento la ciencia lo forcluye en una ilusoria pretensión de objetividad. Es este sujeto forcluído por la ciencia, en su división entre saber y verdad, el que el Psicoanálisis toma, dicha división en tanto instalando la dimensión de la pérdida, pulsación temporal, evanescencia del inconciente.
El Psicoanálisis nace gracias a las histéricas; una de ellas, Ana O. le da su primer nombre, cura de palabra, talking cure.
En 1915 Freud realizará el primer intento sistemático de formalizar el Psicoanálisis en los textos metapsicológicos. Si bien la exposición de sus concepciones teóricas comienza con “La interpretación de los sueños” (1900), es en 1910 donde Freud oficializa el deslinde del Psicoanálisis de la filosofía y la medicina. A partir de aquí formaliza la conceptualización teórica que toda ciencia requiere para  ser tal. Pulsiones y destinos de pulsión es el primer artículo de “La Metapsicología” donde abordará al concepto como el soporte de toda ciencia.

El concepto en Lacan
El comienzo de la enseñanza de Lacan está planteado como un retorno a Freud, en una profunda crítica a los postfreudianos. Su producción en los primeros 10 años, desde 1953 hasta 1963 estará atravesada por el auge del estructuralismo, la lingüística y la antropología estructural. Pero es el Seminario 11 donde abordará el concepto en tanto fundamento: inconciente, repetición, pulsión y transferencia. El giro conceptual de este seminario estará orientado en función de lo Real en tanto imposible. La hiancia, el ombligo del sueño, el objeto “a”, lo anticonceptual de la causa, serán diferentes formas de decir que tanto para el sujeto del inconciente como para la producción conceptual, existe aquello que resiste a la significación, esto es, una función, la función causal, lo que no cesa de no inscribirse, lo real.
En este seminario Lacan desconecta la repetición de la transferencia. El núcleo de la repetición es lo real, tanto la repetición como el inconciente tienen que ver con el orden de lo no realizado. La repetición es decepción en acto, es repetición de la decepción, del encuentro fallido con lo real, pero también repetición de la diferencia.
El real es irreductible a la significación. Es aquello de lo cual la ciencia nada quiere saber, por eso coloca la ley en el lugar de la causa sin saber que la causa es sólo una función.
En el primer capítulo del Seminario 11, “La excomunión”, Lacan dará cuenta de su expulsión de la I.P.A. Como efecto funda la Escuela Freudiana de París.
Dos preguntas rigen este primer capítulo:
1- ¿Qué es el psicoanálisis?
2- ¿Es el Psicoanálisis una ciencia?
Lo primero que va a decir es que el Psicoanálisis es el tratamiento dispensado por un analista para luego situarlo en el orden de una praxis. La praxis es definida como una acción concertada por el hombre que le da la posibilidad de tratar lo real mediante lo simbólico con más o menos de imaginario, esto es secundario.
Pero, ¿qué legitima a una praxis? Es decir, cuando una praxis es científica la formalización conceptual es indispensable pero no suficiente, lo propio de la ciencia es dejar por fuera el deseo del investigador. Lacan dirá que hay dos dominios de la investigación científica, el dominio donde se busca y el dominio donde se encuentra. La ciencia y la religión serán situadas en el dominio de la búsqueda, es decir que se busca lo que se va a encontrar.
Podemos decir que el psicoanálisis es una praxis que introduce, con Lacan, el deseo del analista, en términos de Freud podemos situar el principio de abstinencia.

 Fuente: Facultad Psicologia UNR

0 comentarios:

Publicar un comentario