size

Textos y Resúmenes de Psicología

Material de estudio para estudiantes de Psicología y carreras relacionadas.



Cuando la OMS definió a la Salud como "el completo estado de bienestar físico- mental y social", fue posible reconocer cierto avance en el intento de lograr una integralidad conceptual que incluyera aspectos psíquicos y sociales. Sin referirse a lo físico o biológico como único determinante de la enfermedad. A pesar de dicho reconocimiento, se le critica, el sentido estático que se le otorga a la concepción de salud a través del empleo de la palabra “bienestar”, palabra  que coloca al sujeto en un lugar pasivo frente a la resolución de sus conflictos de salud.

Concebimos a la salud, no como “ausencia de enfermedad”, sino como un proceso dinámico, en continuo fluir. Proceso incesante cuya idea esencial reside en sus caracteres histórico y social.

Laurell1 sostiene que “el proceso salud- enfermedad, cumpliría con la especificidad de la unión entre lo social y lo biológico. Sería la forma histórica específica del proceso biológico humano tal como se da en los grupos sociales en un momento dado”.  Es posible decir que a cada sociedad y momento histórico determinados, le corresponden distintos modos de salud-enfermedad.

Afirmamos que la salud es un derecho social, básico y universal. Todo ser humano debe acceder a la satisfacción óptima de esta necesidad ya que concierne directamente a la preservación de la vida y el desarrollo de las capacidades humanas. Potenciando su función creadora y el ejercicio de su libertad.

Una teorización que se corresponde con el ejercicio de la libertad de los seres humanos y la capacidad de elección y toma de decisiones concernientes a su salud es la de la Psicología Comunitaria.

En el texto de Maritza Montero2, “Psicología Comunitaria: Orígenes Principios y Fundamentos”, la  misma se propone como la rama de la psicología cuyo objeto es el estudio de los factores psicosociales que permiten desarrollar, fomentar y mantener el control y poder que los individuos ejercen sobre su ambiente individual y social, para solucionar problemas que los aquejan y lograr cambios en esos ambientes y en la estructura social. Resulta significativo resaltar, que el centro del control y del poder se encuentra en la comunidad, no en el agente interventor (técnico u organismos promotores de cualquier tipo). El psicólogo trabajará en un campo interdisciplinario y su rol se centrará en la detección de potencialidades, auspicio de las mismas y fomento del cambio en los modos de enfrentar la realidad, de interpretarla y reaccionar frente a ella.

La Psicología Comunitaria., se apoya en tres principios básicos:
Autogestión de los sujetos que constituyen su área de estudio. El objeto estudiado es también sujeto estudiante. Toda transformación repercute sobre todos los sujetos involucrados en la relación, incluido el psicólogo agente de cambio.
El centro de poder se encuentra en la comunidad. La acción del psicólogo consistirá en lograr que esa comunidad adquiera conciencia de su situación y sus necesidades y asuma el proyecto de su transformación, asumiendo el control de su actividad. Oponiéndose a cualquier forma de paternalismo-autoritarismo- intervencionismo.
La unión imprescindible entre teoría y praxis. Única forma de lograr una explicación integradora y una comprensión verdadera de la situación.


Creemos que una persona enferma, siendo parte de la comunidad en la que vive. La comunidad es parte de la aparición, desarrollo y término del padecer de una persona, del enfermar, del curar y también del morir. Razón por la cual es sumamente importante y necesaria la participación comunitaria en la resolución de sus problemas de salud ya que las soluciones propuestas por técnicos ajenos a ésta son descontextualizadas de la realidad social y económica en donde se aplican.

La APS surge como un modo de atención  primordial, facilitando el acceso a la salud y la participación de los sujetos integrantes de una comunidad.

¿Atención Primaria de la Salud (APS) o Prevención Primaria?

Son términos que suelen confundirse. Hablar de prevención implica hablar de Atención Primaria de la Salud, puesto que es una estrategia sanitaria que incluye la prevención en sus tres niveles.

 La Atención primaria de la salud es definida en la declaración de Alma Atta como: “Asistencia sanitaria puesta al alcance de todos los individuos  y familias de la sociedad por medios que les sean aceptables con su plena participación y a un costo que la comunidad  y el país puedan soportar”.

La APS se orienta hacia los principales problemas sanitarios de la población y brinda los servicios de:
Prevención (Primaria)
Asistencia (Prevención Secundaria)
Rehabilitación (Prevención terciaria)
Promoción de la Salud4: Proceso en el cual la población se apropia de los determinantes de su estado (situación) de salud a través de fortalecer la acción comunitaria para fijar sus propias prioridades. Promover es saber ver, dentro de las representaciones y prácticas propias de los diferentes grupos humanos, aquellas cosas que constituyen satisfactores básicos para las necesidades humanas e incentivarlos estratégicamente, logrando que las poblaciones se apropien y los defiendan mejorando su calidad de vida.
Educación para la Salud5: Comprende las oportunidades de aprendizaje creadas conscientemente que suponen una forma de comunicación destinada a mejorar la alfabetización sanitaria, incluida la mejora del conocimiento de la población en relación con la salud y el desarrollo de habilidades personales que conduzcan a la salud individual y de la comunidad.

Para que la Atención Primaria de la Salud (APS) sea posible es necesario que se cumplan determinadas condiciones:

Accesibilidad: Grado de acceso, de facilidad con que cuenta la población parta usar los recursos de salud.

Integralidad: La APS propone una solución integral de los problemas de salud porque sus causas son integrales. Responder con un enfoque selectivo significaría parcializar la realidad.

Equidad6: Representa imparcialidad. La equidad en salud significa que las necesidades de las personas guían la distribución de las oportunidades para el bienestar. La consecución de una mayor equidad conlleva a que todas las personas disfruten de igualdad de oportunidades para desarrollar y mantener su salud, a través de un acceso justo a los recursos sanitarios.

Participación de la comunidad en la planificación, organización  y administración en lo referente a su salud. Participación efectiva que se consigue a través de una labor educativa que permita a la comunidad enfrentarse en la forma más conveniente con sus problemas de salud.

De acuerdo con Mirta Videla7, Prevenir es contribuir con nuestras estrategias técnicas y nuestro marco teórico de referencia, a que la gente pueda “preparar, aparejar y  disponer” de sus recursos para enfrentar un problema, una crisis o un sufrimiento, que ha sido previamente definido, circunscrito o diagnosticado por ellos mismos. Así quedaría precisada la prevención en salud comunitaria.

Una red social necesita encontrar espacios de elaboración y búsqueda de  soluciones a sus problemáticas porque aquello que es silenciado, hace síntoma. Generar éstos espacios, implica que el equipo que trabaje con la comunidad introduzca en las instituciones que la conforman, una cultura democrática y de la participación.

Apostamos a la construcción de nuevos modos de enfrentar la realidad por parte de los sujetos que integran la comunidad, aportando nuestro bagaje teórico y técnico y fomentando el cambio social para mejorar la calidad de vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario