size

Textos y Resúmenes de Psicología

Material de estudio para estudiantes de Psicología y carreras relacionadas.


Full Monty se desarrolla en el norte de Gran Bretaña, el norte industrial, que en los años setenta fue el eje de prosperidad de Yorkshive, donde residía más de medio millón de personas, con un importante movimiento económico sustentado por el acero: las fábricas de laminación, las forjas y los talleres que empleaban a casi un veinte por ciento de la población total, la avanzada maquinaria de la que disponían para fabricar el mejor acero del mundo, desde vigas de gran resistencia hasta cubiertos de acero inoxidable que se encontraba en todos los hogares.
Yorkshive Sheffield marca la pauta del urbanismo, una de las primeras ciudades planificada urbanísticamente, donde las barriadas Victorianas hicieron sitio a las casas del futuro.
Entonces, gracias al acero, Sheffield era considerada una ciudad en desarrollo. Es aquí que, después de hacer referencia a un pasado glorioso, se empieza a desarrollar la trama en la ciudad actual, con ambientes urbanos degradados. La reconversión industrial ha transformado Gran Bretaña en un páramo donde una gran parte de la población no sólo se ha quedado sin trabajo sino que también se ha quedado sin ilusiones.
Una de las características del film es el humor, muchas veces humor negro. Frente a la desgracia del paro y la pobreza, queda la risa, la música y la imaginación para montar un espectáculo de strip-tease masculino muy poco convencional.
En esta ciudad metalúrgica el desempleo ocupa a la mayor parte de la gente y, a medida que la trama empieza a tomar forma, vemos como desfilan ante nuestros ojos: vidas rotas, precariedad laboral, agencias de empleo, familias destruidas, circunstancias familiares especialmente difíciles... Muestra de ello es lo que le toca enfrentar al protagonista, Guz, quien debido a su situación laboral (desempleado), se ve impedido de mantener una relación estable con su hijo (Nathan), dado que la única alternativa a su precaria situación laboral es hacer algo que sea totalmente innovador para ellos, y así, poco a poco trama un plan que va tomando cuerpo en la medida que las circunstancias vitales lo asfixian. Guz encontrará el modo de hacerle una tregua a la vida que lleva hasta ese momento. Con una convicción a prueba de fracasos, se propone salir de este pozo sin fondo en el que se encuentran él, su familia y amigos.
A través de los diferentes personajes, se van presentando los siniestros del desempleo.
Guz, padre de Nat y su amigo Dave, descubren la posibilidad de ganar dinero haciendo un espectáculo de strip-tease masculino. Desde ese momento, comienza a tener una esperanza para cambiar su situación. Su vida adquiere un sentido, crean un equipo, que surge con la fuerza de la misma necesidad. A este grupo se incorporan cuatro nuevos candidatos al espectáculo.
Uno de los temas sobre los que se hace mayor énfasis en Full Monty es la presentación desde otra perspectiva de la situación de desempleo y precariedad laboral, la mirada desde una posición creativa en la urgencia, que hace que se creen alternativas donde nadie las ofrece ni facilita, pero donde finalmente pueden hacer grandes avances en cuanto a la recuperación de la esperanza, los afectos, la vivencia de la desocupación desde una ocupación en la salida a este pozo que se representa sin fondo. La osadía, junto a la necesidad y afecto, conforman un nueva lectura de la precariedad laboral y su modos de enfrentamiento. Otro tema, no menos relevante, es el trato que se hace en la película a las identidades de género en relación al ámbito laboral intercambiando roles y presentando también una denuncia de la ineficiencia de los instrumentos legales en defensa de los roles y funciones familiares. Situación que es evidente en las prohibiciones de las que es objeto Guz en la relación con su hijo.
Sin embargo, a pesar de lo duras e insólitas de algunas situaciones límites, los llevan finalmente a tener la alegría de la esperanza.
Se. han descrito dos tipos de representaciones sociales sobre las causas del desempleo:
· estructural, la situación se percibe como consecuencia de esquemas sociales, económicos o políticos
· conductual, el trabajador atribuye a su perfil personal, sus acciones, etc., la razón de su desempleo.
Ambas representaciones aparecen en forma secuencial; la estructural ser despedido y la conductual al buscar trabajo y no encontrarlo.
Galende analiza cómo la caída del Estado Benefactor arrastró las consignas de universalidad, igualdad y equidad, dejando librados los riesgos de la existencia a una cobertura que depende de la capacidad económica del trabajador.
En tanto prevalecen las leyes del mercado por sobre las de la comunidad, y la lógica del contrato sobre la de la justicia social, los riesgos son la imprevisibilidad y la falta de reglas.-
Cuando Freud plantea el antagonismo entre las exigencias pulsionales y las restricciones impuestas por la cultura, refiere que la justicia social implica que que la violencia individual (la ley del más fuerte o del mercado) no prime sobre el poder comunitario.
En la representación social del desempleo de tipo conductual según la cual se atribuye a causas personales (historia laboral, formación, actividad gremial, etc.) el estado de no trabajo podemos encontrar el síndrome de desocialización de la problemática laboral. En el que siempre existe un momento de “victimización”.-
Es importante diferenciar causas y efectos del desempleo, pues a los fines de la comprensión psicopatológica resulta tan errónea la culpabilización como la pura y compasiva victimización.
Los altos niveles de desempleo, subempleo o condiciones inhumanas laborales han llevado a algunos autores a pensar el problema en términos de la prescindencia del hombre, de una gran masa humana sobrante.
El desempleo es una crisis en tanto cambio, implica una reacomodación de valores, roles y un resignificado d ela propia historia. Laboral, social, familiar en relación con el trabajo, el dinero y el estatus.
  


(español)

0 comentarios:

Publicar un comentario